Mascarillas personalizadas como elemento publicitarios para las empresas

  • by

Cuando se trata de mejorar la imagen de la empresa y también de visibilizar la marca, uno de los recursos más habituales que las empresas suelen tomar, es recurrir a los regalos personalizados. Una de las máximas de estos regalos, es que tienen que ser útiles para los clientes, de esta forma, los utilizarán mucho más y, por lo tanto, la visualización que se pretende obtener con estos será llevada a cabo.

mascarillas personalizadas

En este sentido y a día de hoy, pocos artículos resultan más interesantes que unas mascarillas personalizadas, debido a la situación sanitaria que vivimos con el covid. Para evitar el contagio de coronavirus, el Gobierno de España ha establecido como obligatorio el uso de mascarillas por parte de la población. Esto ha proliferado en una gran cantidad de información acerca de como colocar la mascarilla, así como el lavado de las mascarillas, para facilitar a toda la población el uso de esta. Nosotros, como empresa, tenemos una gran oportunidad en cuanto a la promoción se refiere gracias a las mascarillas publicitarias, un artículo que resultará bastante interesante a nuestros clientes y que, además, lo podemos personalizar como nosotros queramos. Vamos a conocer un poco mejor estas mascarillas.

El lavado de las mascarillas publicitarias

Un artículo publicitario que sea de usar y tirar, pierde utilidad. El objetivo de estos artículos es que, cuanto más tiempo puedan durar utilizándose, mejor que mejor. Por otro lado, si tenemos en cuenta que la continua compra de estas, supone una importante cantidad de dinero para el usuario, como se puede imaginar, existen diferentes formas de reutilizarlas, como es a través del lavado de las mascarillas.

Este lavado, no se trata de un lavado al uso, como podría ser en cualquier otra prenda de ropa. En este caso lo que se pretende hacer, es desinfectar la mascarilla para que esta se pueda seguir utilizando con total seguridad. Para ello, bastará con aplicar a la misma una pequeña solución de lejía, con la que nos aseguraremos de que se haya acabado con todos los virus y las bacterias que estas hayan podido quedar retenidas en la mascarilla.

Valor añadido

Esta solución, da un valor añadido a nuestra mascarilla como regalo publicitario, ya que se podrá seguir utilizando durante muchas puestas más y, por lo tanto, seguirá ofreciendo esa visibilidad que estamos buscando. A pesar de que estos lavados se puedan llevar a cabo, es importante saber que contaremos con un número limitado de veces. De esta forma, no se aconseja llevar la misma mascarilla durante muchos días seguidos ni desinfectarla tan habitualmente. Esto es debido a que, si manipulamos mucho la misma, esta puede acabar perdiendo sus propiedades protectoras en cuanto a filtro se refiere, convirtiéndola en un mero complemento que ha perdido su capacidad de protección.

Colocación

En cuanto a la colocación de la mascarilla, tenemos varias opciones a elegir entre los modelos que más nos guste. Por así decirlo, tenemos dos formas de colocar las gomas que la sujetan para que se agarren a la cabeza. En un primer lugar, sería la opción más clásica, en donde las gomas se sujetan por encima de las orejas. A la hora de diseñar nuestras mascarillas personalizadas para empresas, podemos tener en cuenta que las gomas sean un poco más largas. Esto es debido a que muchas personas se han quejado de que unas gomas más cortas acaban ejerciendo una mayor presión en las orejas y si se utiliza durante mucho tiempo, acaba produciendo dolor.

Esto es algo que no sucede cuando la goma es más larga, ya que, si por la razón que sea, necesitamos que la goma sea algo más corta, podemos proceder a entrelazar las mismas para conseguir acortar el recorrido de estas. En este caso, siempre es mejor que sobre algo a que no falte, ya que siempre podremos tomar una solución en el primer caso, mientras que, en el segundo, resultará más complicado.

Tipos de protección

Si por algo se caracteriza el uso de la mascarilla, es por la protección que ofrece. En este caso, disponemos de diferentes tipos de mascarillas personalizadas homologadas con diferentes opciones que cuentan con tipos de protecciones diferentes.

A la hora de elegir nuestra mascarilla para publicidad, tenemos que tener en cuenta esos factores, tanto la protección que ofrecen como la comodidad. La protección es sin duda el factor más importante, de hecho, es el desencadenante que nos obliga a utilizar la mascarilla, protegernos a nosotros, pero también a los demás.

Es precisamente esa doble protección la que tenemos que tener clara en este asunto. Una mascarilla quirúrgica, es aquella mascarilla que está protegiendo al resto de personas más que a uno mismo. Sin embargo, esto es algo que tampoco debería de preocuparnos en exceso, ya que la obligatoriedad en cuanto al uso de mascarilla se refiere, implica que todo el mundo debería de estar usando una, por lo que, de forma pasiva, estaríamos siendo protegidos por otros usuarios a través de su uso de la mascarilla. Aquí pueden ver las recomendaciones del gobierno: Guías de fabricación.

Protección total

Sin embargo, si lo que buscamos es la protección total, también existen en el mercado modelos que son capaces tanto de proteger a los que se encuentran a nuestro alrededor, como también a nosotros. Estas mascarillas son conocidas como el modelo FPP2. Teniendo en cuenta esto, sería lógico pensar que cuanto más proteja una mascarilla, tanto a nosotros como a los demás, mucho mejor. Sin embargo, esto no siempre es así. Esto es debido a que las mascarillas FPP2, dificultan un poco la respiración del usuario. Esto es algo habitual, ya que, al tener más protección, la mascarilla obliga a un mayor esfuerzo. Llegado a este punto, estas mascarillas FPP2 son algo más impopulares. Además de que se ven por la calle de manera menos habitual, algunos grupos de personas no las pueden utilizar debido a la dificultad adicional que les ofrece al respirar.

A la hora de elegir la mascarilla que queremos regalar, tenemos que tener en cuenta este factor. Con una mascarilla quirúrgica, es probable que podamos llegar a una mayor parte de la población, por lo que, si lo que estamos persiguiendo, es que la mascarilla tenga una mayor visibilidad, probablemente esa sea la mejor opción.

Máxima protección.

Por último, señalar también las mascarillas de tela. Gracias al grosor de la misma y al renovable con el que cuentan, también se presentan como una opción de lo más interesante. El problema con estas mascarillas, es que son algo más caras, debido al trabajo de confección que llevan. Sin embargo, por la propia naturaleza de la misma, es una de las mascarillas que más agradece la personalización y con la que más opciones tendríamos a la hora de diseñar. Como siempre, tener en cuenta estos factores, sobre todo, valorando el presupuesto que queremos dedicar a la promoción de estas mascarillas, será esencial para elegir el modelo que más nos interese como regalo de empresa.

Normas regulatorias

Las normas regulatorias en cuanto al uso de la mascarilla se han ido endureciendo conforme ha ido avanzando la pandemia. En un primer momento estas han sido voluntarias. Cuando se levantó el estado de alarma en España, el uso de la mascarilla empezó a ser obligatorio, siempre que no se pudiera guardar la distancia de seguridad en la vía pública de dos metros entre usuarios. Por otro lado, si se va en coche con miembros de distintas familias, también es obligatorio el uso de esta mascarilla, así como en lugares cerrados públicos.

Conforme va pasando el tiempo, estas medidas se siguen endureciendo y ya son muchas las Comunidades Autónomas que han decidido establecer la obligatoriedad de estas mascarillas en la vía pública, independientemente de que se puedan guardar los dos metros de distancia de seguridad o no. Para garantizar la seguridad de la población, el uso de la mascarilla se está endureciendo más. Aprovechar esta situación para poder mejorar la imagen de nuestra empresa gracias a los regalos de estas mascarillas publicitarias, es una estupenda opción ahora que todo el mundo prácticamente está obligado a llevar una consigo allá donde vaya.

Impresión y personalización

Gracias a las modernas técnicas de impresión de las que disponemos hoy en día, se pueden hacer auténticas virguerías en estas mascarillas personalizadas. De esta manera, podemos imprimir en la tela cualquier forma, diseño o color que queramos, ofreciendo una total versatilidad a la hora de crear nuestra mascarilla personalizada.

En este caso, tendremos en cuenta algunos factores, como puede ser la utilización de algún logo, la elección del color corporativo de la empresa, diseñar una forma divertida para llamar más la atención al resto de usuarios? en definitiva, es en este aspecto en donde tenemos que poner toda nuestra maquinaria a funcionar y pensar aquel diseño que además de útil, resulte interesante para el usuario. Esto es vital, ya que, si diseñamos una mascarilla fea, es bastante evidente que no se va a querer utilizar y, por lo tanto, perderemos la utilidad de esta.

En definitiva, los límites los marcará nuestra imaginación. Tenemos la posibilidad de realizar la mascarilla que más nos interese, como si se tratase de una bolsa de plástico que regalamos para que el cliente llegue el producto a casa. Tener en cuenta los aspectos de los que hemos hablado anteriormente para con el uso de la mascarilla, nos servirá para hacernos mejor una idea de lo que podemos ofrecer y que es lo que queremos establecer en estas mascarillas personalizadas.