Lettering, qué es, cómo aprender y qué puede hacer por nosotros

  • by

El lettering, antes de cualquier definición técnica, es arte. Hablamos de la habilidad por mostrar un resultado excelente, a través de la destreza con herramientas de rotulación y dibujo. No necesitamos nada más que práctica y pulso, sin necesidad de recurrir a ningún software de diseño ni herramientas digitales que faciliten el trabajo.

lettering para cargas antiguas

Para empezar, tan solo con cabezas de rotulador, pinceles de diferentes grosores y otros elementos variados se pueden realizar rótulos con una perfección milimétrica, logrando trazos y tipografías inigualables. Es sabido, que esta técnica es una de las más antiguas, aunque actualmente goza de una reputación muy valorada en el mundo del diseño de cartelería y la rotulación, tanto para empresas como particulares.

Si quieres saber qué es y cómo puedes dar tus primeros pasos con el lettering, acompáñanos en esta gran guía en la que descubrirás todo el potencial que puede desarrollar, tanto para mejorar tus habilidades como ventajas respecto a tus proyectos.

¿Qué es realmente el lettering?

Antes de pasar a su definición y destaque de sus principales cualidades, el lettering no es la alternativa al mundo digital, sino una forma diferente de realizar un trabajo de calidad y artesano. Perfectamente se podría combinar con otras técnicas digitales, lo que permitiría crear una composición perfecta a ojos del cliente.

ejemplo  de lettering con pincel

A pesar de encontrar similitudes con la caligrafía, si profundizamos un poco más en el sentido de ambos términos, tendremos claras cuáles son las diferencias que los separan. El lettering es el arte de dibujar las diferentes tipografías existentes, elaborar las letras según el diseño y necesidades del proyecto que se va a realizar.

Mientras que la caligrafía es básicamente la manera correcta de escribir bien, de una forma bonita también, pero sin renunciar a una escritura perfecta. Además, en el lettering no escribimos, dibujamos. Empleamos las letras para crear rótulos, recurriendo a un abanico creativo mucho mayor que con la caligrafía.

Una letra, unida a otra y así sucesivamente hasta lograr crear el rótulo perfecto. Es ideal para salir de lo corriente, aportando calidad y demostrando que la artesanía sigue siendo uno de los valores que marcan la diferencia en un mundo en el que lo digital es la solución más normalizada y empleada.

Consejos para hacer lettering en tus proyectos

Ahora que ya tenemos claro el concepto y empezamos a visualizar su increíble potencial, daremos un paso más y, seamos principiantes o no, compartiremos contigo alguna de las mejores recomendaciones de lettering que podrás encontrar. Para que puedas lanzarte al mundo de la rotulación con todo lo necesario.

letras de paises en lettering

Para empezar, es importante tener diferentes herramientas para tus trazos. A la hora de comenzar con los primeros dibujos, nos daremos cuenta de que existen infinidad de opciones para crear los trazos, donde el grosor fino y grueso rivalizan en una misma letra. Esto aporta carácter y sutileza con cada letra que realices. Si nos fijamos bien, la inmensa mayoría de diseños de lettering incorporan en el mismo dibujo las cualidades finas y gruesas según va avanzando el rotulador o pincel que empleemos.

Hay rotuladores que incluyen una punta de pincel, ideal para medir nosotros mismos la intensidad y grosor del trazo, mientras que otras, como la punta única, facilitarán la destreza con las letras y sus tipografías ofreciendo un dibujo más regular. Esta última opción es ideal para tipos regulares.

Grosor en el trazo que baja, mientras que al subir es más fino. En algunas tipografías, si imaginamos recorrer el dibujo con nuestro pincel, nos daremos cuenta de que en la misma letra existen partes más gruesas que otras. Esto viene determinado por la dirección que toma nuestra mano al realizar el dibujo.

Te recomendamos, que si vas a comenzar a realizar tus primeras prácticas de hand lettering, te recomendamos emplear tu propia caligrafía a modo de boceto, para que puedas ir perfeccionando la técnica y probando cómo queda si aplicas este sistema de diferentes grosores en tus propias letras.

Practica mucho y bien.

Es importante, coge un ejemplo y practica todo cuanto puedas. Una de las mejores formas de aprender a hacer lettering viene de la mano del aprendizaje y la práctica que se adquiere con la rutina. Por lo tanto, coge una tipografía que te guste y ponte manos a la obra.

Realiza trazos, prueba, modifica y retoma el diseño las veces que haga falta. El lettering es una habilidad que se adquiere con la práctica, por lo que no deberías obviar esta parte de entrenamiento y familiarización con los diferentes grosores que tengas a tu alcance.

Comprobarás como as cogiendo soltura a medida que avanza la precisión y el detalle de tus trazos. Además, notarás que ciertas tipografías te resultan más cómodas que otras, por lo que es el momento perfecto para seleccionar tus favoritas y practicar con ellas.

Recuerda, la repetición es la clave. Y si no te gusta empezar de cero, sírvete de plantillas que te ayuden en la medida de lo posible a adquirir esa destreza en el lettering que estás buscando. La práctica hace al maestro. Para los principiantes es fundamental comprender que la soltura en el lettering solo se consigue trabajando una y otra vez en el diseño, tratando siempre de mejorar el resultado anterior.

Con la práctica, llegará un punto en el que no necesitarás de guías ni modelos en forma de plantilla para desarrollar esta técnica tan especial de rotulación. Coger confianza con los rotuladores para que tu mano se acostumbre a ellos, para que el pulso acompañe en todo momento y te permita dar rienda suelta a crear maravillas de tipografías sin necesidad de contar con un modelo delante.

Lo que necesitas para comenzar a hacer lettering

Ahora, si hemos conseguido motivarte, lo más probable es que ahora mismo estés deseando acabar de leer estas recomendaciones y encontrar un momento en el que enfrentarte a tu primer reto, tu primera letra. Para comenzar, tendrás que servirte de una serie de recursos y elementos esenciales, aspectos que te ayudarán a comenzar de la mejor forma posible.

Con un folio en blanco, un lápiz convencional y un par de rotuladores, tendrás más que suficiente como para realizar tus primeros trazos. No serán los de un profesional del mundo de la rotulación, pero paciencia. Recuerda que estamos en los primeros pasos hacia la perfección y el dominio de este arte tan bello.

rotuladores lettering

Es por eso, que para los que ya conocen las ventajas y se han animado a realizar sus primeros bocetos, quizá se atrevan con retos mayores, donde precisarán de un kit de lettering un tanto más especializado. En este tipo de situaciones hay auténticos kits en los que se incluyen rotuladores y lápices de diferentes grosores, ideales para conseguir el grosor y nitidez deseado en cada trazado.

Aplicar el lettering en tu proyecto

A diferencia de los programas de diseño digitales, los que todos conocemos y cuyas posibilidades solo encuentran límite en función de la creatividad del diseñador, el lettering ofrece un plus de calidad, un extra muy valorado y deseado; el factor artesano.

Será el pulso y los conocimientos adquiridos con la práctica los que crearán sobre el papel una tipografía, unas formas y trazos, completamente sorprendentes. Cuanto más practiquemos esta técnica, mejores resultados obtendremos.

Como ves, no necesitamos mucho para arrancar, más que ganas e ilusión por aprender un arte tan completo como es el lettering. Sin embargo, para conseguir ofrecer los mejores resultados, recurrir al lettering de una forma profesional es un factor en el que se ha de analizar detenidamente, ya que existen tipografías y diseños que ya han sido estudiados y demostrados cuyo efecto influye en un determinado sector.

Si quieres hacer lettering y aplicarlo, fantástico. Pero no te olvides de estudiar primero qué tipografías son las más adecuadas para el sector al que te diriges. Contando con este consejo, tendrás unos resultados increíbles de cara a tu negocio. Después ya solo tendrás que mandarnos tus tipografías hechas a mano y podremos ayudarte a crear soluciones digitales a partir de tu creatividad y esfuerzo.

Y para seguir aprendiendo, aquí os mostramos un video de lettering que seguro os gustará.